Menu
06/12/2019
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

Los padres de la democracia

Si quisiéramos resumir al máximo el concepto de democracia de Pericles
diríamos que es un régimen político en el que el gobierno es de la mayoría
y los ciudadanos son rectos señores y dueños de su propia persona.

Los cinco fundadores de la democracia ateniense


Solón

Nace en Atenas en el año 638 a.C. Legislador y precursor de la democracia La democracia ateniense en acciónLa democracia ateniense en acciónateniense. Promulga una ley de emancipación de los siervos que produjo una élite de ciudadanos. Introduce el Consejo de los Cuatrocientos y un Tribunal de Justicia Popular. Sus reformas se constituyen en semillas que establecen condiciones para el surgimiento de la democracia. Su lema se fundamenta en la siguiente expresión: Nada en demasía.

Algunos de sus postulados dicen lo siguiente:

  •     Equilibrio y armonía entre ricos y pobres.
  •     Igualdad ante la ley.
  •     Derecho de asociación (Libertad de organización, opinión y cultos)

Fallece en Chipre en el año 558 a.C.

Clístenes

Nace en Atenas en el año 570 a.C. Según Heródoto (VI, 131) Clístenes, es el creador de la democracia. En su quehacer divide el Ática en diez tribus basadas en la residencia y no en el nacimiento, las cuales enviaban consejos a un nuevo Consejo de los Quinientos. Los consejeros solo podían servir dos veces en toda su vida y en cada ocasión por el periodo de un año. Su sistema se define como demokratia, es decir “poder del pueblo” y en el Consejo de los Quinientos todos tienen isegoría, o sea “igualdad de palabra”. Aunque Clístenes es considerado por Heródoto el padre fundador de la democracia hacia el año 508 a.C., no existe registro escrito de sus ideas políticas.[1] Fallece en Atenas en el año 507 a.C.
Efialtes

Add a comment Leer más...

Más represión en Cuba con el Decreto-Ley 389

La nueva disposición, recién promulgada, explica qué quiere decir Díaz-Canel cuando habla de “continuidad”

LA HABANA, Cuba. – El flamante presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, no se cansa de repetir que él y sus amigos son “continuidad”, pero a eso cabría agregar que son también “incremento de la represión”. Esto lo han venido demostrando con encarcelamientos crueles —como los perpetrados contra el prominente líder opositor José Daniel Ferrer y el jurista Roberto Quiñones—, con el incremento del número de disidentes “regulados” (o sea, a los que se les prohíbe salir del país de manera temporal) y, ahora, con el Decreto-Ley N.º 389.

Este último cuerpo legal acaba de ser publicado en la Gaceta Oficial. Su propósito expreso es modificar el Código Penal, la Ley contra Actos de Terrorismo y la Ley de Procedimiento Penal. Un análisis somero de las preceptivas contenidas en la nueva disposición nos demuestran que en verdad existe “continuidad” en ese “incremento de la represión”.

La nueva disposición cambió el tipo delictivo del “lavado de activos”. De acuerdo al texto recién entrado en vigor, las operaciones con los recursos pueden proceder no sólo de actividades ilícitas de envergadura, tales como el “crimen organizado”, la “delincuencia transnacional” o la “piratería”. También “de cualquier delito”.

Debo hacer una llamada de atención a los represivos (e ineptos) redactores del nuevo artículo 346 del Código Penal (que sanciona el referido delito): Es probable que ése no haya sido su propósito, pero la letra actual de ese precepto permite que se castigue con hasta doce años de prisión al que —digamos— ¡adquiera una camiseta usada sustraída de una tendedera!

En el caso de los verdaderos “lavados de activos”, la pena imponible es “de siete a quince años”: El apartado segundo permite esta sanción incrementada cuando se trate de “actos asociados a la corrupción”. Y como es rarísimo que alguna modalidad de esta última no esté presente en esas conductas…

Add a comment Leer más...

REPÚBLICA DOMINICANA: UNA SOLICITUD DESATENDIDA

Pocos días antes del inicio del presente mes de diciembre un numeroso grupo de instituciones dirigió una solicitud pública al Ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, solicitando mantener el horario restringido para la venta de bebidas alcohólicas durante la temporada navideña. Esta tradición ha ido perdiendo cada vez más su carácter religioso, sustituyéndola por rumbosos festejos durante los feriados de Navidad y Fin de Año hasta altas horas de la madrugada con un elevado consumo de alcohol.

Ninguna de las diferentes firmas que calza  el documento están teñidas de partidarismo político. Lo encabezan numerosas sociedades médicas nacionales en Cardiología, Neumología, Diabetes, Neurología y Neurocirugía, Endocrinología y otras  diversas especiales.   Adicionalmente lo suscriben federaciones y sociedades también médicas regionales y Argentina, Bolivia, México Costa Rica y Uruguay.

Entre los restantes suscribientes de la petición aparecen entidades de servicio, federaciones y asociaciones de vecinos, colegios, Unidad Evangélica, Comunicadores Cristianos y diversas ONGS. 

Por ningún lado, por consiguiente, hay asomo de parcialidad ni encubierto interés subyacente que no sea la legítima preocupación de contribuir a reducir la elevada incidencia de accidentes, sobre todo vehiculares, y  el número crecido de víctimas fatales a consecuencia de los mismos que se registra en las festividades señaladas. Estas, por lo general, se deben a eventos asociados en gran medida al consumo excesivo de bebidas alcohólicas.  El documento en este sentido es explícito y revelador, conteniendo datos precisos al respecto.

Así tenemos que cifras ofrecidas por un reciente estudio, establecen que nuestro país figura en sexto lugar en Latinoamérica en cuanto al consumo de bebidas alcohólicas con una media de 6.9  litros anuales por persona de alcohol puro, medio litro mas que el promedio mundial. Peor aún: donde se registra una ingesta mayor es en el rango de 14 a 29 años de edad, con un 40 por ciento por debajo de los 18 años, o sea, adolescentes y menores.

Add a comment Leer más...

Bondades de Dakota

Desde hace 6 años paso en Dakota la Semana Santa y mis vacaciones de verano. Las tierras de Sacagawea nunca estuvieron en mi bucket list, pero desde que un americano guapo se cruzó en mi camino, la nieve, los venados y estos inhóspitos parajes empezaron a formar parte de mi mundo.

Tanta tierra sin gente me da miedo. A veces conducimos por más de dos horas y no se nos cruza un alma en el camino. Muy pocos árboles y este año, como no ha llovido, se perdieron las cosechas. No hay una brizna verde, hierba seca por todas partes.

Ayer, mientras conducíamos por un camino rocoso nos encontramos un faisán. – Por favor, detén la camioneta - le pedí a Rob. –Si quieres, podemos salir un día a cazar faisanes –me propuso él enseguida.

Yo solo quería llenarme de sus colores. El faisán es un ave distinguida, camina con una elegancia que te hace erguirte y sacar el pecho. En medio de aquella tierra tan seca y uniformemente ocre, las plumas del ave me conectaron con la vida, con la brillantez del mundo tropical al que pertenezco.

Siempre ando lista para tomar fotos de cualquier detalle interesante que pueda encontrar. Me concentro en los puntos bellos para no dejar que la aridez del lugar me reseque el alma.

Habíamos dejado el terraplén detrás y tomamos la carretera 1804 que nos lleva a Bismarck, capital de Dakota del Norte. Aprovechando la vista que nos proporcionaba la altura de la colina, Rob detuvo la camioneta para que pudiera tomar unas fotos de Beaver Bay, punto donde nuestra carretera cruza el majestuoso río Missouri. El contraste tan grande entre mi vida citadina y estos paisajes tan extensos y solitarios a veces me zarandea y siento miedo. Los celulares no tienen cobertura en muchas zonas; si tienes un accidente, ¿quién te socorre?

Add a comment Leer más...

El camino del deber, el más difícil.

El autor del “Otro Comunismo”, Kewes S Karol, afirmaba que para formar  un firme militante comunistas lo más apropiado era enviar al candidato a la Universidad de La Sorbona en París o alguna similar, pero si se quería  lo contrario, un anticomunista de fuertes convicciones, lo conveniente sería remitir al elegido a la Universidad Lomonosov de Moscú o a la Patricio Lumumba, altos centro de estudios donde los educando terminaban como fieles anticomunistas.

En las universidades mencionadas, también en otras, estudiaron muchos cubanos de mi generación y de las siguientes, por tanto, es válido  imaginar que algunos de ellos integran el sicariato del castrismo y otros,  decepcionados del régimen insular, se encuentran en prisión por intentar cambiar el sistema.

Uno de esos estudiantes tal vez fue, Ernesto Borges Pérez, quien nació, 1966, en plena efervescencia del castrismo, cuando las falsas  promesas de un mundo mejor estaban en su apogeo. Eran tiempos en que se fusilaba sin piedad y cualquier transgresión implicaba una condena de treinta años, realidad que la mayoría de la gente ignoraba. Recordemos que desapareció hasta la crónica roja de los medios informativos. De la noche a la mañana no había crímenes pasionales, ni robos ni asaltos.

Las tragedias familiares o personales eran silenciadas. El conjunto de la población ignoraba los crímenes y abusos en los que incurría el castrismo sin piedad y sin descanso. Castro condujo a la población a vivir bajo un manto de mentiras, una de ellas, la más divulgada, era que la oposición estaba compuesta por traidores a la nación que servían a Estados Unidos, que Ernesto Guevara era un superhéroe, una especie de Capitán América del socialismo, y por último, que la inmensa mayoría del pueblo, lo mejor del país, era revolucionario.

Add a comment Leer más...